SABOREA EL MUSEO DEL QUESO MAJORERO Martes y jueves a las 11.30 h visita guiada+cata de queso

 

Fuerteventura, con sus increíbles playas y sus impresionantes paisajes, es un destino perfecto para disfrutar de unas merecidas vacaciones. La inmensidad de la playa de Cofete, las aguas cristalinas de la Isla de Lobos, las Dunas de Corralejo, el encanto del Cotillo…Pero Fuerteventura es mucho más que eso. Hoy te proponemos adentrarte en el corazón de la isla para descubrir su interesante historia, su rica cultura, y por supuesto saborear el producto estrella de la isla, el extraordinario queso majorero.

¿Y si te decimos que puedes hacerlo todo en nuestro Museo?

Y es que el Museo del Queso Majorero, es mucho más que un lugar en el que aprender a cerca de la elaboración de este excepcional producto.

Sus salas interactivas, llenas de manipulativos, audiovisuales, interactivos y paneles informativos son en sí mismas una rica fuente de información interesante y amena. Pero, además, cada martes y jueves, a las 11.30 h puedes saborear el Museo del Queso Majorero participando en una experiencia que incluye una visita guiada por el exterior del museo y sus salas y además una cata en la que conocer distintos tipos de queso majorero, apreciando sus características con los cinco sentidos.

Durante la visita, los bienes patrimoniales que se encuentran en las zonas ajardinadas del museo, como el molino de agua, el Molino de Antigua o los pajeros, serán el pretexto para adentrarnos en el pasado agrícola de la isla.

¿Cómo? ¿Agricultura? ¿En Fuerteventura? Pues sí. De hecho, la isla fue conocida durante mucho tiempo como “el granero de Canarias” por la cantidad de cereales que exportaba a otras islas, siendo durante siglos la agricultura la principal actividad económica de la isla, junto con la ganadería y la producción de quesos.

Esto explica la gran cantidad de molinos de viento que se encuentran salpicando el paisaje de toda la isla, especialmente en el norte y en esta zona central. Hay tantos molinos de viento porque había muchos campos de cereal y porque por supuesto, había constantes vientos soplando, como hoy en día. Este molino de Antigua molió durante mucho tiempo gran parte del grano del municipio, dando como resultado final harina, pero sobretodo gofio, uno de los productos canarios por excelencia, base de la dieta majorera durante siglos.

¿Qué pasó con toda esa actividad económica? ¿Qué tienen que ver los molinos de agua en toda esta historia? ¿Para qué se utilizaban los pajeros? ¡No os lo vamos a contar todo en este post… ¡Tendréis que venir a descubrirlo vosotros mismos!

Tras sumergirnos en el pasado agrícola de la isla, le toca el turno a la cabra majorera, a la que consideramos el auténtico secreto del queso majorero. Para ello, hablaremos de los majos, los primeros habitantes de la isla, que llegaron desde el norte de África con sus cabras y cerdos, y conoceremos sus formas de vida ligadas al pastoreo.

¿Qué características tiene la cabra majorera? ¿Cómo es su leche? ¿Ha cambiado mucho el proceso de elaboración del queso majorero con el paso de los siglos?

La última parte de la visita, nos muestra la importancia que la ganadería caprina y la producción de quesos han tenido en la historia de Fuerteventura y las leyes que regulaban la vida en la isla, conocidas como “Acuerdos del Cabildo”  que ponen su atención en el queso majorero –regulando sus precios, y su comercialización-, y también en la propia cabra majorera, estando prohibido matar una cabra, bajo pena de perder una mano ¡Pues sí que eran importantes!

También aprenderemos muchos datos útiles sobre la Denominación de Origen Queso Majorero. Por ejemplo… ¿Sabías que no todos los quesos de cabra que se producen en la isla de Fuerteventura pueden denominarse “Queso Majorero”? Y es que hay un Consejo Regulador que apoyado en una normativa, vela por mantener la máxima calidad en las elaboraciones del Queso Majorero. Curiosamente, hoy en día solo 12 de las queserías de Fuerteventura cumplen toda la normativa para llevar el sello de calidad distintivo y poder ser denominados Quesos Majoreros, siendo el resto quesos de cabra de Fuerteventura. Pero tranquilos, ¡todos están buenísimos!

Sobre la forma, el olor, y el sabor del Queso Majorero hablaremos ya en la parte de la cata de queso, en la que probaremos cuatro tipos de queso majorero diferentes, con diferentes tiempos de maduración, diferentes tipos de producción, con leche cruda y pasteurizada y con untado de diferentes productos en su parte exterior.

Conoceremos algunos conceptos como  friabilidad, adherencia, solubilidad o firmeza, importantes a la hora de realizar una cata de queso, pero no os preocupéis por estas palabras, en definitiva se trata de disfrutar de los quesos majoreros poniendo los cinco sentidos en el proceso, no solo el sentido del gusto.

Sin duda, una visita que os ayudará a entender mejor la isla y  que os dejará un muy buen sabor de boca…

¡Os esperamos!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *